The Holy Chemical Picture Show

The Holy Chemical Picture Show

 

Amigo,

Tengo guardada esta imagen como memoria gráfica para futuros supervivientes que pasen por nuestro distrito. Si la observas bien, podrás apreciar que me he fabricado un pequeño tambor. Su sonido es rotundo, metálico, hueco… como cuando lanzamos los casquillos de bala a la cabeza de tu hermano.(sonrisa)

Lo he fabricado con un objeto que he encontrado en los almacenes de catalogación. En la referencia ponía que perteneció al año 2010. Es increíble, la misma época de la Primera Caída. Todo el rollo este del tratado de Kyoto, las superpotencias y la etapa romántica de la civilización como nos contaba mi abuelo, ¿Te acuerdas?… Supongo que toda esta parafernalia de procesiones se harán por aquello.

Cada año lunar siempre me obligan a salir desfilando en ella, menos mal que este año tengo mi tambor. Pero, la verdad… ¿Sabes una cosa? Nunca le he preguntado a nadie por qué adoramos estos símbolos. Se supone que en ese tiempo, el planeta aún era azul. Con millones de árboles, inmensidad de agua y sobre todo, oxígeno… muchísimo oxígeno.

También había animales, de esos que nos entusiasmaban hace unos años, cuando veíamos los documentales prohibidos. Los que escondía tu padre en el viejo PC. El gran elefante africano, el oso polar, el águila imperial o los cocodrilos de agua salada. Y nuestro preferido, el más fuerte de todos, el todopoderoso León del Atlas. Recuerdo esos días con añoranza, que bien lo pasábamos juntos.

Ya te echo de menos. Me han comentado que las nuevas zonas de alojamiento subterráneas están muy bien acondicionadas. Y que tu hospital está bien dotado. Espero que estés mejor de tus pulmones. Ya sabes que siempre has sido el más fuerte del zulo norte, esto no puede acabar contigo.

Por aquí todo sigue igual. Este último mes tan solo tuvimos seis tormentas de azufre. Hemos podido disfrutar del cielo rojo más que de costumbre. Pero el problema es que los niveles de dióxido y gas metano han subido un 2%. Ya estamos rozando el noventa y cinco otra vez, y ya sabes lo que pasa con los depósitos de oxígeno que hay tras la baliza. Solo los familiares del patrón tienen acceso cuando la cosa se pone fea. Pero estamos bien, no debes preocuparte por nosotros, cuídate y reserva tu energía.

Recupérate pronto. Ten en cuenta que el próximo año lunar, me tendrás que acompañar con la bandera en la santa procesión química. O mejor aún, con un tambor como el mío. ¡Verás que bien lo vamos a pasar!.

Abrazos
Diana.

 

 


 Montaje final

Más de 30000 archivos fotográficos dan lugar a este proceso de creación visual. Montaje de grabación time-lapse que recoge las 325 horas de trabajo que conlleva la ejecución de este mural ilustrativo. Agradecer, como no, el buen hacer de los profesionales que participaron en el proyecto, tanto en la parte de imagen como en el acompañamiento musical (Manuel Palma)

 


 Documentación gráfica


Técnica:
ILUSTRACIÓN MURAL. Pintura plástica, acrílico, esmalte sintético, esmaltes metálicos, rotuladores acrílicos y permanente negro.

En colaboración con:
Manuel Palma (música), Paco Sánchez (fotografía) y Clara G. S. de Tejada (textos)

Localización: Murcia (España)