EL BONITO AZUL DEL MAR

El Bonito azul de Mar
Imágenes generadas a través de Dron, Iván Saravia (cámara). Música de David Nod – Miga 41. Tema Perspectives (David Nod)

Proceso de creación Cola 1
Video time-lapse con el proceso de creación de la primera Cola. Música de David Nod – Miga 41. Tema Perspectives (David Nod)

 

EL CALOR DEL MEDITERRANEO…

Viernes mediodía. El reloj marca las tres en punto y por fin, termina una dura semana de trabajo. Me levanto de la silla, apago el ordenador y me dirijo apresuradamente al garaje a coger el coche dirección a casa. Al introducirme en el vehículo, ajusto los espejos, arranco el motor y … me quedo paralizado mirando el gris hormigón de las robustas columnas que soportan el sótano del edificio.

Un pequeño escalofrío recorre todo mi cuerpo. Tengo la sensación de que ya ha pasado el fin de semana y parece que el lunes está aquí de nuevo.

Rápidamente cojo el teléfono. Llamo a Lucia y le propongo marchar al sur en búsqueda de ese azul intenso que solo tienen el mar… y sus ojos. -Parece que me has leído el pensamiento-, me contesta. –a mí también me apetece encontrar un lugar tranquilo y acogedor donde pasar un par de días contigo-.

En menos de dos horas llegamos a la costa. Hemos dado con un pueblo pesquero con puerto y playas de arena fina. Es principio de Noviembre y hay muy poca gente por las calles, se respira un ambiente sosegado y la temperatura, casi primaveral, nos invita a pegarnos un chapuzón en el agua.

Decidimos subir al faro, el punto más alto del pueblo y desde allí, decantarnos por una de las playas de la zona. Una vez arriba, cerca del faro, encontramos un cristo de piedra con los brazos abiertos custodiado por decenas de gaviotas. Al acercarnos, Lucía exclamó, -¡Mira Javier!, ¿Has visto eso?-. A la derecha de una bonita playa frente a un islote, entre los edificios más cercanos al faro, descubrimos una gran mancha de color azul. Al observarlo bien, llegamos a la conclusión de que se trataba de una cola de pez. ¡Si!, era una gran cola de un pez azul, como un atún rojo o un bonito.

Bajamos hasta el edificio para ver de cerca esa enorme cola de túnido. Una vez en el lugar, descubrimos que en el otro lateral del edificio, había pintada otra mucho mayor que la primera. Distintas y parecidas a la vez, estas monumentales colas creadas con motivos bien particulares, daban luz y color a las dos medianeras de un pequeño Hostal que había abierto recientemente.

Un vecino del barrio nos comenta que en esta parte del Mediterraneo, diferentes especies de pescado azul, principalmente los túnidos, vienen en época de apareamiento y en la gran mayoría de los casos, se quedan por la zona a vivir por la temperatura de sus aguas.

Parece ser que estas enormes colas, que alzan el vuelo hacia el cielo, representan ese encuentro intimo y apasionado que surge después de un largo y duro recorrido de miles de kilómetros. Atrás queda ese inmenso y frío Océano Atlántico…

Le acabo de proponer a Lucia alojarnos el fin de semana en este bonito Hostal de Mar, ya solo su historia lo merece. Ella, me ha sonreído con un brillo especial en esos ojos azules que tanto me gustan. Tengo la impresión de que el próximo lunes, miraré de otro modo el gris hormigón… (sonrisa)

 

DOCUMENTACIÓN GRÁFICA


Técnica:
STREEAT ART, MURAL, ART, URBANART, VIDEO, TIME-LAPSE.

En colaboración con:
HOSTAL DE MAR SOSIEGO, PESCADOS BALLESTA AZUL, IVAN SARABIA (DRON)

Localización: ESPAÑA